¿Por qué mi suculenta se pone roja?

¿Por qué mi suculenta se pone roja?

¿Sabías que las plantas suculentas tienden a enrojecerse cuando se exponen al calor y al frío extremos?

Las suculentas vienen en una variedad de colores, pero encontrará que la mayoría son de un tono verde.

Si es así, ¿por qué mi rojo jugoso? Esta es una pregunta común que muchos amantes de las plantas en ciernes eventualmente se harán, ¡especialmente si no compraron originalmente una suculenta roja!

Hay más de unas pocas razones por las que su suculenta verde cambiará a un tono diferente.

Para ayudarlo a descubrir si esto tiene algo que ver con la forma en que cuida sus suculentas, hablemos de las razones más comunes por las que esto sucede.

¿Por qué mi suculenta se pone roja? Los problemas y soluciones más habituales

El enrojecimiento de las suculentas es más común de lo que piensas y, a menudo, se puede corregir con algunos consejos rápidos.

Exposición a condiciones extremas

Si sus plantas están en un lugar con un clima específico y luego se transfieren a un entorno completamente diferente. Por ejemplo, si inicialmente mantiene las suculentas adentro y luego las saca en el verano.

Aunque este problema no aborda específicamente la salud general de su suculenta, el estrés puede ser perjudicial para su longevidad. Cuanto más estrés experimentan sus suculentas, menos nutrición absorben. Como resultado, encontrará que su crecimiento está marcadamente atrofiado.

Es fundamental prestar especial atención a las condiciones a las que están expuestas tus plantas para que puedan estar lo más saludables posible.

Las plantas suculentas son resistentes, pero requieren condiciones específicas para prolongar su vida. La mayoría de las suculentas prosperan a temperaturas entre 18 y 20 grados Celsius.

¿Qué puedes hacer?

El cambio climático al que están expuestas tus suculentas es relativamente simple, porque todo lo que tienes que hacer es controlar la temperatura ambiente.

Recuerde que estas plantas crecen tradicionalmente en el desierto, por lo que son relativamente resistentes al calor. Aun así, querrá asegurarse de que las temperaturas nocturnas no caigan por debajo de los 40 grados Fahrenheit.

También es importante asegurarse de que sus plantas acumulen calor más que suficiente durante el día para mantenerlas secas. Si las suculentas tienen muy poca luz y bajas temperaturas las 24 horas del día, los 7 días de la semana, no sobrevivirán.

Demasiada luz del sol

Los primeros propietarios de plantas a menudo ponen sus plantas en situaciones precarias y asumen que cuanta más luz, mejor. Sin embargo, este no es siempre el caso, especialmente para las suculentas.

Demasiada luz solar directa puede causar mucho estrés, lo que hace que sus hojas se pongan rojas y luego marrones.

El hecho de que las puntas rojas en las suculentas o las manchas rojas en las suculentas no significan inmediatamente que reciban demasiado sol.

Algunas especies, como Crassula ovata, se vuelven rojas a medida que evolucionan. A medida que reciben una cantidad saludable de luz solar, notarás puntas y hojas rojizas a la luz directa.

Como se mencionó, querrá considerar recomendaciones de cultivo específicas para el tipo de suculentas que posee. Si no hay signos de enrojecimiento natural de las hojas, un cambio de verde puede significar estrés o mala nutrición.

¿Qué puedes hacer?

Lo más importante a tener en cuenta al cultivar suculentas es la cantidad de luz a la que están expuestas.

Con las suculentas recién plantadas, querrá exponerlas gradualmente a pleno sol, ya que es más probable que se quemen. Una vez establecido, puede proporcionar hasta seis horas de sol continuo al día, dependiendo de la especie.

El siguiente paso necesario para controlar la luz brillante es asegurarse de rotar las plantas con regularidad. Querrá asegurarse de que todas las partes reciban suficiente luz para su salud en general. También puede ayudar a garantizar que estén de pie en lugar de inclinados.

Suelo malo

Al colocar plantas en macetas, necesitará un medio de cultivo como tierra suculenta. Se sabe que las suculentas funcionan bien en varios tipos de medios, muchos de los cuales contienen arena. Sin embargo, demasiada arena en la mezcla de tierra puede estresar la planta y provocar cambios de color.

La mezcla incorrecta de nutrientes del suelo puede causar enrojecimiento de las hojas, lo cual es importante tener en cuenta. Si ha comenzado a notar cómo la planta suculenta se pone roja, observe los nutrientes en el paquete de fertilizante.

La combinación ideal de nutrientes para hojas suculentas es 10-10-10.

Con un fertilizante suculento 10-10-10, proporciona un 10 por ciento de nitrógeno, un 10 por ciento de potasio y un 10 por ciento de fósforo.

Estos nutrientes trabajan juntos para apoyar el crecimiento de las hojas, combatir enfermedades y proteger contra la pudrición de la raíz.

Si elige un medio demasiado concentrado o insuficientemente concentrado, puede dañar las raíces.

¿Qué puedes hacer?

Como ya se mencionó, un fertilizante equilibrado es la mejor manera de prevenir manchas rojas en las suculentas.

Una mezcla de 10-10-10 o 15-15-15 debería ser adecuada para la mayoría de las variedades de plantas.

También se pueden agregar nutrientes adicionales con té de estiércol o emulsión de pescado diluida.

La falta de agua

Puede ser emocionante agregar suculentas a su jardín interior o exterior, especialmente porque a menudo requieren menos mantenimiento que otras plantas.

Muchos jardineros aprecian la poca agua que necesitan las plantas, pero es importante darse cuenta de que todavía necesitan riego. Cuando falta agua, sus hojas necesariamente se vuelven rojas y luego se vuelven marrones.

Las hojas suculentas son, sin duda, muy resistentes a la sequía, por lo que son ideales para climas secos. Sin embargo, debe seguir un plan de riego regular para asegurarse de que no se sequen y mueran.

Idealmente, las suculentas deben regarse cuando el suelo esté completamente seco.

Crear su propio plan de riego basado en las necesidades de su planta es una forma fantástica de administrar la salud de sus suculentas.

Recuerda que cada planta es diferente y tiene sus propios necesidades. Deberá verificarlo regularmente para ver cuándo es el momento de regar para garantizar la salud de toda la planta.

¿Qué puedes hacer?

No existe una fórmula específica para la frecuencia de riego de las suculentas, ya que sus necesidades varían mucho. Lo que debes hacer es vigilar su suelo.

Si una pulgada debajo de la superficie está seca, dales un poco de humedad.

La mayoría de los propietarios de suculentas han descubierto que regar cada siete a 14 días en verano funciona bien en la mayoría de los casos.

¿Pueden las suculentas rojas ser algo bueno?

Hay muchos casos en los que las puntas rojas en las suculentas o las manchas rojas en las suculentas pueden significar desnutrición y riego.

Afortunadamente, hay varios casos que podrían indicar que no toda esperanza está perdida. Algunas suculentas no solo son propensas al enrojecimiento natural, sino que también pueden ser un signo de buen estrés.

Buen estrés

Quizás se esté preguntando, ¿no es todo estrés mal estrés? Lo cierto es que algunas plantas experimentan un buen estrés, que puede destacar por su verdadera belleza.

Las suculentas son un ejemplo fantástico porque un buen estrés puede hacer que se conviertan en hermosos colores.

Cuando las suculentas se exponen a una mayor cantidad de luz solar, sus hojas comienzan a producir carotenoides.

Los carotenoides son compuestos llenos de un pigmento rojo que se distribuye por las hojas de una planta. Su propósito principal es proteger las suculentas de las quemaduras solares y actúa como un escudo útil.

Incluso si desea asegurarse de que su planta saludable no se quede al sol para siempre, una mayor exposición a la luz solar puede traer colores vibrantes.

Al controlar la cantidad de luz solar intensa que reciben, puede resaltar la verdadera belleza de la coloración de su planta.

Variedades suculentas para jardín

A la hora de elegir las plantas que quieres tener en el jardín, es fundamental prestar mucha atención a las especies. Podrá saber en qué colores se convertirán sus suculentas y también tendrá una idea de sus instrucciones de cuidado.

Varios tipos de suculentas están intrínsecamente diseñados para volverse rojos durante su vida. Echemos un vistazo a algunas de las especies de suculentas más populares, que tienen un impresionante color rojo que te dejará sin aliento.

Sempervivum Heuffelii (taza de chocolate)

Succulent Chocolate Sundae tiene una maravillosa combinación de rojo y verde lima en el medio. Las hojas se vuelven rojas durante la temporada, con rosetas que crecen hasta cuatro pulgadas.

Es una opción fantástica para los principiantes porque es fácil de propagar y resistente a las heladas.

Capitales de Crassula (Pagoda Roja)

La pagoda roja se convirtió rápidamente en una de las especies de suculentas más populares debido a sus hojas únicas. Es una planta originaria de Sudáfrica y tiene hojas triangulares de color rojo rubí.

Esta planta no solo prospera en un clima libre de heladas, sino que también es una fantástica cobertura de suelo.

Durante su vida, la Pagoda Roja cambia de un rojo más claro a un burdeos brillante, especialmente cuando se expone a pleno sol.

Además de cultivarse al aire libre, también es una fantástica suculenta en una maceta que rápidamente se convertirá en el punto focal de la habitación.

Trineo navideño Aloe

Si ha comenzado a investigar el rojo suculento, es posible que ya tenga una planta de trineo navideño de aloe vera.

Estas fantásticas suculentas son llamativas en una combinación de verde oscuro y rojo orgulloso, muy parecido a la Navidad.

Le encantará para el paisajismo al aire libre, pero también puede ser una opción estética para jardines interiores.

La singularidad de esta suculenta planta es que florece con hermosas flores rosadas en otoño. También es una planta muy tolerante, por lo que es una excelente opción para los primeros propietarios de suculentas.

Tillandsia Ionantha (Planta de aire)

Air Plant tiene un atractivo único en comparación con la mayoría de las suculentas tradicionales. Son bastante pequeños, a menudo nunca crecen más de tres pulgadas de largo.

Su característica más destacable es el distintivo color rojo de sus hojas, que se acentúa con la exposición al sol.

Otro aspecto único de esta planta es que no requiere que se siembre tierra en ningún lugar. Gracias a la combinación de suficiente flujo de aire, luz solar indirecta y empañamiento ocasional, son una maravillosa adición a su jardín.

Hojas suculentas De verde a rojo

Preguntar por qué mi suculento rojo se vuelve rojo es más común de lo que piensas al principio. Y como hemos compartido aquí, hay muchas razones para los cambios de color, desde su salud hasta las temperaturas a las que están expuestos.

La clave es conocer las necesidades específicas de tu suculenta para que puedas realizar los cambios que necesites.

Salir de la versión móvil