Guía para el cuidado y la propagación de Mammillaria carmenae

Mammillaria carmenae

Mammillaria carmenae pertenece a la familia Cactaceae e incluye un grupo lleno de tallos de cactus columnares en cada grupo. Además, cada tallo está cubierto de espinas y pelos blancos y dorados, lo que le da a la uva un aspecto de globo. Las flores son de color y florece en primavera. Este cactus proviene de diferentes partes de México y se puede cultivar en otras partes del mundo.

Cómo cuidar Mammillaria carmenae

suelo medio

Es importante que estos cactus crezcan en un buen suelo que incluya una combinación de arena, perlita y fertilizantes orgánicos o compost. Puede combinar estos materiales usted mismo encontrando la cantidad requerida de ellos, o puede comprar una mezcla tener buena calidad de la tienda.

Básicamente, ya sea que fabrique o compre el medio, es importante que tenga suficientes propiedades de drenaje y suficiente espacio para que las raíces respiren. Debe estar lo suficientemente húmedo (y no demasiado mojado o seco) y debe tener una buena consistencia.

Tamaño de contenedor

Una vez que tenga listo su medio, deberá transferir Mammillaria carmenae a un recipiente para la germinación y un mayor crecimiento. Este recipiente debe tener suficientes agujeros para el drenaje y debe ser lo suficientemente grande para las plántulas.

Los mismos factores se aplican a la maceta a la que transferirás las plántulas después de que alcancen cierta altura. Esta maceta debe ser lo suficientemente grande como para permitir que la planta crezca durante los próximos años.

Riego

Riegue Mammillaria carmenae regularmente. Vea si el agua se ha secado del riego anterior de la planta. Si es así, puedes repotarlo. Asegúrate de no regarlo en exceso, ya que esto dificultará su crecimiento.

Cuando hace frío, deja de regarlas por completo porque están dormidas.

Debes asegurarte de no darle demasiado cuidado a tus cactus durante su latencia invernal. Esto dificultará su crecimiento y salud en otros. temporada. También necesitan esta latencia para producir flores en la primavera. Por eso es importante dejarlos solos en el invierno.

No humedezca demasiado las plántulas durante el proceso de germinación. Riegue desde debajo de las plántulas para evitar el encharcamiento.

Mammillaria carmenae

exposición a la luz

Mammillaria carmenae suele requerir una luz intensa, por lo que les encanta el aire libre. Sin embargo, es posible que algunas especies no puedan prosperar con una luz tan fuerte y directa durante más de unas pocas horas. Asegúrese de investigar lo suficiente sobre las especies específicas que está cultivando y cuánta luz requiere.

Sin embargo, si está cultivando estas plantas en interiores, asegúrese de colocarlas en un lugar con mucha luz. Esto puede incluir un alféizar, un balcón. Sería bueno seguir aumentando su exposición a la luz solar para su crecimiento saludable y supervivencia.

No los expongas a demasiada luz de repente, ya que pueden secarse. En su lugar, tómelo paso a paso.

exposición al calor

En la mayoría de los casos, incluida la germinación y el crecimiento posterior, Mammillaria carmenae funciona mejor cuando se expone a temperaturas de 21ºC a 271C / 70Fº a 80F. Por lo tanto, debe asegurarse de que estén expuestos regularmente a este tipo de calor.

En invierno, sus necesidades de calor son menores y pueden sobrevivir incluso en temperaturas ligeramente más bajas. Sin embargo, si hace demasiado frío, lo mejor sería dejarlos dentro.

Si la temperatura natural no es lo suficientemente cálida, intente tener algún tipo de fuente de calor cerca para ayudarlos a prosperar.

Fertilización

Cuando se trata de fertilizar Mammillaria carmenae, debe asegurarse de aplicar el fertilizante regularmente. Este es un paso particularmente importante durante el proceso de germinación y crecimiento, ya que conducirá a un crecimiento saludable y evitará el crecimiento de moho.

Los cactus generalmente requieren fertilizantes solubles en agua. Asegúrese de que no sean demasiado altos en nitrógeno y ricos en fósforo.

En invierno, puedes dejar de fertilizar estos cactus. Esto se debe a que permanecen inactivos durante el invierno y no requieren tanta alimentación y cuidado como en otras épocas del año. Esta latencia es importante para que florezcan más tarde en la primavera.

Intercambio de contenedores

Inicialmente, cuando las plántulas de Mammillaria carmenae sean lo suficientemente grandes, deberá trasplantarlas a macetas individuales donde puedan crecer sanas. Para hacer esto, retire con cuidado las plántulas, llene la maceta nueva con una cantidad suficiente de medio de suelo y luego plante las plántulas en la maceta.

Sin embargo, no termina ahí. Sería buena idea cambiar la olla cada tres años. Muévete a macetas cada vez más grandes para acomodar el tamaño creciente del cactus.

Puedes hacerlo en cualquier época del año. Sin embargo, asegúrese de que el suelo esté lo suficientemente seco antes de mover la planta a una maceta nueva.

No riegues el cactus durante unos días después de que hayas logrado moverlo, ya que esto podría sobrecargar las raíces.

Prevención de plagas y moho

Es posible que plagas y hongos se multipliquen en Mammillaria carmenae o medio.

En cuanto a las plagas, pueden propagarse rápidamente por toda la planta y de una planta a otra. Son difíciles de detectar porque pueden estar entre todas las espinas o incluso debajo del suelo.

Por esta razón, es importante asegurar buenas condiciones para el cactus. También puede usar alcohol para este propósito.

El moho o las bacterias también pueden crecer fácilmente debido a condiciones de crecimiento inadecuadas. Pueden ser macetas sucias, exceso de humedad por exceso de riego y métodos de riego incorrectos.

Estos hongos o bacterias pueden infectar diferentes partes de Mammillaria carmenae o hacer que mueran por completo. En caso de infección, deberá eliminar completamente las partes infectadas. Si ha muerto, no hay nada que puedas hacer para revivirlo.

Estar atento

Mammillaria carmenae es una planta que puedes cultivar y cuidar por ti mismo. Hemos proporcionado una lista de formas en que puede cuidar a sus amigos cactus. Todo lo que tienes que hacer ahora es ponerlos en práctica.

Si eres un entusiasta de las plantas o un nuevo conservacionista de plantas, es muy probable que tengas estos cactus a tu cuidado. Es posible que incluso desee cultivar o comprar uno, pero le preocupa el proceso de mantenerlo vivo. Esperamos que aprender más sobre sus requisitos de atención le haya dado más confianza.

Simplemente debe asegurarse de que su Mammillaria carmenae reciba suficiente luz y calor y que la alimente regularmente con agua y fertilizantes. Cambie su olla cada pocos años y eso debería funcionar.

Mammillaria carmenae no requiere demasiado mantenimiento más allá de lo básico. Si te mantienes al tanto, lo cuidas bien durante todo el año y lo dejas descansar en el invierno, estás listo para comenzar. ¡Así que haz lo que sea necesario para ayudar a que tu cactus se mantenga afilado!

Salir de la versión móvil