Cuidado del cactus Mammillaria: la guía definitiva

Cuidado del cactus Mammillaria: la guía definitiva

Mammillaria Los cactus son cortos y de forma cilíndrica. Llevan pequeñas espinas y flores de diferentes colores también florecen alrededor del tallo.

Si bien la mayoría de ellos se encuentran en México, algunos también crecen en Estados Unidos, Colombia, Venezuela y el Caribe.

cuidado de la alcachofa mammillaria

Sus semillas son marrones o negras y se pueden usar para esparcir este cactus sembrándolas en un medio en un recipiente y manteniéndolas al sol con suficiente humedad.

También puede cortar su nivelación y sembrarlas en el medio del suelo para que pueda cultivar estas plantas.

Es importante señalar que estos cactus provienen de diferentes especies.

Sus especies también funcionan como un factor importante que puede determinar cuántas crecerán en su vida, qué tipos de espinas tendrán y qué tipos de flores cultivarán.

Para que estos cactus crezcan de forma saludable, debes cuidarlos de diversas formas y asegurarte unas buenas y favorables condiciones para su crecimiento.

Veamos a continuación algunas formas y condiciones de cuidado de los cactus mammillaria. También obtendrá una idea de sus requisitos, propiedades en crecimiento y posibles fuentes de daño.

Cuidado de los cactus Mammillaria

Suelo medio

Es importante que estos cactus crezcan en un buen ambiente de suelo que incluya una combinación de arena, perlita y fertilizantes orgánicos o compost.

Puede combinar estos materiales usted mismo encontrando la cantidad requerida, o puede comprar una mezcla tenga buena calidad de la tienda.

En principio, tanto si produce el medio como si lo compra, es importante que tenga suficientes propiedades de drenaje y suficiente espacio para que las raíces respiren.

Debe estar lo suficientemente húmedo (y no demasiado húmedo ni seco) y debe tener una buena consistencia.

Tamaño de contenedor

Una vez que tenga el medio listo, deberá transferirlo a un recipiente para que germine y crezca más.

Este recipiente debe tener suficientes agujeros para el drenaje y debe ser lo suficientemente grande para las plántulas.

Los mismos factores se aplican a la maceta a la que transfiere las plántulas después de alcanzar cierta altura.

Esta maceta debe ser lo suficientemente grande para permitir que la planta crezca en los próximos años.

Riego cactus Mammillaria

Riega tu cactus con regularidad. Averigüe si el agua se ha secado por el riego anterior de la planta. Si es así, puedes volver a regarlo.

Asegúrate de no regarlo demasiado, ya que esto evitará que crezca. Cuando hace frío, deja de regarlo por completo, porque justo cuando está durmiendo.

Debe asegurarse de no cuidar demasiado a sus cactus durante el período de inactividad invernal. Esto dificultará su crecimiento y salud en otras temporadas. También necesitan esta paz para florecer durante la primavera. Por eso es importante dejarlos solos durante el invierno.

No arroje plántulas con humedad durante el proceso de germinación. Riegue debajo de las plántulas para evitar que se mojen.

Exposición a la luz

Los cactus Mammillaria generalmente requieren luz intensa, por lo que aman el aire libre.

Sin embargo, es posible que algunas especies no puedan prosperar durante más de unas pocas horas con una luz tan directa y fuerte.

Asegúrese de investigar lo suficiente sobre las especies específicas que cultiva y cuánta luz requiere.

Sin embargo, si cultivas estas plantas en interiores, asegúrate de colocarlas en un área donde haya suficiente luz.

Esto puede incluir el alféizar de una ventana, un balcón o una sala de máquinas con cultivar luces.

Para su crecimiento y supervivencia saludables, sería una buena idea aumentar constantemente su exposición a la luz solar.

No los exponga a una luz excesiva a la vez, ya que pueden secarse. En su lugar, hágalo en incrementos.

Exposición al calor

En la mayoría de los casos, incluida la germinación y el crecimiento posterior, estos cactus funcionan mejor cuando se exponen a una temperatura de 20 a 26 grados Centígrados.

Por lo tanto, debe asegurarse de que estén expuestos regularmente a este tipo de calor.

En invierno, sus necesidades de calor son menores y pueden sobrevivir a temperaturas ligeramente más bajas. Sin embargo, si tienen demasiado frío, lo mejor sería dejarlos en casa.

Si la temperatura natural no es lo suficientemente cálida, intente mantener una fuente de calor cerca para que prosperen.

Fertilizar cactus Mammillaria

Al fertilizar estos cactus, debe asegurarse el uso regular de fertilizantes.

Este es un paso particularmente importante durante el proceso de germinación y cultivo, ya que conducirá a un crecimiento saludable mientras previene el crecimiento de hongos.

Los cactus generalmente requieren fertilizantes solubles en agua. Asegúrese de que el contenido de nitrógeno en ellos no sea demasiado alto y que sean ricos en fósforo.

En invierno, puedes dejar de fertilizar estos cactus. Esto se debe a que duermen durante el invierno y no requieren de una alimentación y cuidados tan intensos como en otras estaciones.

Este período de inactividad es importante para florecer más tarde en la primavera.

Reemplazo de contenedores

Inicialmente, una vez que las plántulas hayan crecido lo suficiente, deberá trasplantarlas a contenedores separados donde podrán crecer de manera saludable.

Para hacer esto, cargue con cuidado las plántulas, llene la nueva maceta con una cantidad suficiente de medio de tierra y luego plante las plántulas en la maceta.

Pero ese no es el final. Sería una buena idea reemplazar la maceta cada tres años. Cada vez, muévase a contenedores cada vez más grandes para adaptarse al tamaño creciente del cactus.

Puedes hacerlo en cualquier época del año.

Sin embargo, antes de mover la planta a una nueva maceta, asegúrese de que el suelo esté lo suficientemente seco.

Una vez que hayas logrado moverlo, no riegues el cactus durante unos días, ya que esto podría abrumar las raíces.

Prevención de plagas y hongos de los Cactus Mammillaria

Las plagas y los hongos pueden crecer en el cactus o en el medio.

En cuanto a las plagas, pueden propagarse rápidamente por toda la planta y de una planta a otra. Son difíciles de ver porque pueden estar entre todas las espinas o incluso bajo tierra.

Por esta razón, es importante asegurar un buen estado de los cactus. También puede usar alcohol de fricción para este propósito.

Los hongos o las bacterias también pueden crecer fácilmente debido a las malas condiciones de crecimiento.

Estos pueden ser macetas sucias, humedad excesiva causada por un riego excesivo y un riego incorrecto.

Estos hongos o bacterias pueden infectar varias partes del cactus o causar su muerte completa. En caso de infección, deberá eliminar completamente las partes infectadas.

Si muere, no hay nada más que puedas hacer para revivirla.

Estar atento

Los cactus Mammillaria son suculentas que puedes cultivar y cuidar por ti mismo.

Hemos proporcionado una lista de formas en que puede cuidar a sus amigos cactus.

Todo lo que tienes que hacer es ponerlos en práctica.

Si eres un apasionado de las plantas o eres un nuevo guardián de las plantas, es muy posible que tengas estos cactus a tu cuidado.

Incluso puede intentar cultivar o comprar uno, pero le preocupa mantenerlo vivo.

Esperamos que se sienta seguro con más información sobre los requisitos de atención.

Simplemente necesita asegurarse de que su cactus reciba suficiente luz y calor y lo mantenga regularmente bien alimentado con agua y fertilizante.

Cambia tu maceta cada pocos años y eso debería ser suficiente.

Los cactus Mammillaria no requieren demasiado mantenimiento más allá de lo básico.

Si te mantienes al tanto, cuídalo lo suficiente durante todo el año y déjalo descansar en el invierno, puedes irte. ¡Así que haz lo que tengas que hacer y ayuda a tu cactus a mantenerse afilado!

Salir de la versión móvil