5 formas sencillas de proteger tu cactus de las heladas

Debe estar seguro de la capacidad de tu cactus para soportar climas cálidos y secos, porque creemos que los cactus son plantas del desierto. Sin embargo, la característica básica de las plantas de cactus es su notable capacidad para adaptarse al entorno en el que suelen crecer.

cómo proteger un cactus de las heladas

Incluso en los climas más cálidos, las temperaturas en los desiertos descienden significativamente por la noche, y muchos cactus también crecen en los desiertos en climas fríos.

Por tanto, muchas plantas de cactus pueden adaptarse a las bajas temperaturas.

Las heladas pueden ser un poco difíciles de ajustar, pero le mostraremos cómo proteger su cactus de las heladas de varias formas sencillas.

¿Por qué el hielo daña los cactus?

Si se producen heladas o la temperatura desciende por debajo del punto de congelación, su cactus puede estar en riesgo de sufrir daños. Esto se debe a que hay agua en las células de la planta. Durante las heladas, el agua dentro del cactus se congela.

Cuando el agua se convierte en hielo, rompe las células de su cactus y causa daños. Los cactus se adaptan reduciendo la cantidad de agua en sus células o moviendo agua hacia los espacios entre las células.

Cómo proteger un cactus de las heladas

Ayuda a tu cactus a adaptarse

La primera forma en que puede proteger su cactus de las heladas es permitir sus métodos de adaptación natural. En el período previo a las heladas, a medida que las temperaturas bajan lentamente, permita que el cactus pase lentamente al clima frío.

Puede reducir la cantidad de agua que le da a un cactus para permitir que se detenga, evitar que crezca y reducir la humedad en sus células.

Protege tu cactus del aire frío

Si la helada no es extrema y tienes cactus al aire libre, una de las medidas que puedes tomar es protegerte del aire frío.

Si tiene una planta pequeña que puede mover, simplemente puede moverla a un lugar más protegido, como una pared o un lugar donde no haga demasiado viento.

También puedes proteger el cactus con muebles de exterior.

Colocar una silla sobre un cactus puede ayudarte a retener algo de calor.

Si tiene un cactus más pequeño, es recomendable dar la vuelta a las plantas de plástico y dejar espacio para el suministro de aire desde la parte inferior.

Cubra el suelo con piedras o mantillo.

A veces, el suelo puede perder calor rápidamente cuando baja la temperatura. Una forma de proteger tu cactus es cubrir la tierra con materiales que te ayuden a atrapar el calor.

Algunos tipos de piedras más oscuras son muy útiles para retener el calor en el suelo.

Las rocas de lava negra o las rocas rojas y marrones pueden ayudar a mantener el suelo caliente, según el clima.

En lugar de piedras, también puede cubrir el suelo con una capa de mantillo. El mantillo también captura el calor y mantiene el cactus caliente.

Sin embargo, debe tener cuidado de no usar demasiado, ya que el mantillo también retiene la humedad y puede causar pudrición en el cactus porque no puede manejar demasiada humedad.

Mueva su cactus al interior

Si vive en condiciones extremadamente frías, lo mejor sería llevar un cactus al interior.

Sin embargo, hay algunas cosas a tener en cuenta.

En primer lugar, es fundamental que el cactus no se vea afectado por un cambio brusco de temperatura, humedad o luz, ya que esto podría dificultar su proceso de adaptación natural.

Cuando lleves tu cactus al interior, asegúrate de encontrar un lugar que proporcione suficiente luz solar o equipa tu habitación con plantas.

También debe asegurarse de que la superficie del cactus no se llene de polvo o suciedad para que pueda absorber tanta luz solar como necesite. Asegúrese de configurar la temperatura y la humedad de la habitación para que no difieran significativamente de las condiciones externas.

Fabrica una manta para evitar la congelación

Esta es una forma sencilla y muy eficaz de proteger tu cactus del frío. Puede hacer esto usando varios métodos. Hay paños especiales resistentes a las heladas que son de alta calidad y capturan el calor en la capa de aire alrededor del cactus.

Sin embargo, también puede usar material de arpillera, película plástica, etc. Mientras que la formación de hielo, especialmente si es blanca, permitirá que pase la luz del sol y la arpillera permitirá que circule el aire, si usa película plástica, deje espacio para el aire.

Una de las cosas importantes a tener en cuenta es asegurarse de que la manta no toque ninguna parte del cactus.

El calor en este método proviene de una capa de aire atrapado y dondequiera que el material toque el cactus, hace que la temperatura baje y cree áreas de daño por heladas.

Puedes usar una silla u otros palos para sostener la manta y algún objeto pesado que evitará que se mueva. Si el clima es extremadamente frío, es posible que deba usar varias capas de tela.

Otra opción, sobre todo si lo haces en interiores, es añadir una pequeña luz artificial a la manta para subir aún más la temperatura.

Cómo revivir un cactus congelado

A pesar de todos sus esfuerzos, es posible que tenga un cactus que haya sido dañado por las heladas.

O puede tener un cactus que fue dañado por las heladas antes de que pudiera protegerlo.

En este caso, no tiene que preocuparse, porque aún puede revivir su planta.

Cuando las heladas dañen tu cactus, verás que el tejido de las zonas dañadas se ha ablandado.

Primero, las áreas dañadas de su cactus se vuelven blancas. En este punto, no hay nada que hacer más que esperar a que el cactus se repare solo, si es posible.

Luego, las partes dañadas podrían volverse rojas lentamente y eventualmente volverse negras.

Cuando se vuelve negro, significa que el tejido está dañado y no se puede reparar.

En esta etapa, es necesario recortar el cactus y cortar todas las partes negras para evitar la propagación del daño.

Resumen

Las plantas de cactus son plantas altamente adaptables que pueden sobrevivir en climas extremadamente cálidos y fríos.

Si vive en un área propensa a las heladas, puede asegurarse de que su cactus sobreviva al clima utilizando estas sencillas técnicas para protegerlo de las heladas.

Salir de la versión móvil