Los kokedamas, son un tipo de arreglo vegetal japonés, que significa bola de musgo. No es sólo una bola de musgo, sino es una mezcla de sustratos, con musgo atado y con una planta en su interior.

Los kokedamas recuerdan a los bonsais, aunque no lo son, porque realmente las plantas que viven en la bola no tienen ningún tipo de tratamiento o técnica por el que las ramas se modelan. En los kokedamas, se modela la bola de musgo, y la tierra que en su interior tiene que guardar las raíces.

¿Qué plantas se pueden incluir en las bolas de musgo?

En principio todas, aunque mi experiencia me ha llevado a incluir plantas de interior, porque funcionan mejor con la mezcla de sustratos “secreta”. Así también tengo en cuenta el tamaño de las raíces y de las plantas. No recomiendo utilizar plantas de tamaño grande, porque son poco manejables y porque tienden a crecer más y necesitar mayor espacio para crecer. Llegaría un  momento en el que habría que trasplantarlos a una bola de musgo mucho más grande o plantarlas en un jardín.

Kokedama asplenium

Kokedama asplenium

¿Qué hay que tener en cuenta para cuidarlos?

Durante estos meses, que llevo haciéndolos, he ido experimentando con diferentes especies, para conocer qué necesidades tienen o si tienen limitaciones por estar en la bola de musgo. Lo que hay que tener en cuenta para cuidar los kokedamas son:

  • La luz, dependiendo de la especie vegetal podrá estar en exposiciones más o menos luminosas.
  • El agua, el riego que hay que realizar es por inmersión, en invierno, regarlo entre a 1 semana a 10 días, y en verano, hay que regar al menos dos veces a la semana.
  • Corrientes de aire, es necesario alejarlo lo más posible de fuentes de calor o de frío, para evitar que se deseque el musgo, pierda el color verde, y que además afecte a la planta.

¿Sentadas o colgadas?

Pues eso depende del cliente, de cómo sea la casa, de si dispone algún lugar para colgarlo o por el contrario si prefiere tenerlo en algún plato, cuenco, etc. Quizás colgado viene bien para alejarlo de los animales y de los niños. Mucha gente se priva de tener plantas por esos motivos y de esta manera se puede tener plantas en casa.

Kokedama spathiphyllum

Kokedama spathiphyllum

¿Dónde ponerlas? Algunas ideas:

  • Por supuesto en casa
  • En la oficina
  • Si tienes una tienda, puede servir de decoración, para el escaparate o salpicando algunos espacios.

Algunos clientes me la piden para:

  • Para la pareja, padres o madres.
  • Por el nacimiento de un bebé, regalo de maternidad.
  • Cuando un amigo se compra la casa, y como regalo de inauguración.
  • Cuando un amigo ha conseguido un trabajo.
  • ¿y tú para qué piensas que puede ser un buen regalo?

¿Cuánto cuesta un kokedama?

Cuesta entre 25 a 40€. Depende del tamaño de la bola y de la planta.

¿Cómo elegir un kokedama?

Las preguntas que hago a mis clientes para saber qué kokedama le va mejor son las siguientes:

  • ¿Te gustan las plantas? ¿Eres cuidadoso con ellas? ¿Cómo te gustaría que fuera, con flor o sin flor?
  • ¿Dónde quieres colocarla? En casa, oficina, es un regalo, etc.
  • ¿Cómo es tu casa? Luminosa o no.

Todas estas preguntas hacen que defina cómo es el kokedama que debo hacer para cada persona. Pero si estás interesado en algo en particular, tampoco tengo ningún inconveniente, sino todo lo contrario.

¿Dónde lo envío?

Pues esto es difícil, estamos en Madrid, centro, así que lo envío de momento es en esta zona con un coste de 5€. O si prefieres puedes venir a buscarlo a nuestro taller, muy cerca de Atocha, por supuesto sin ningún coste.

De momento como esto es un proyecto en sus inicios, estamos buscando un packaging adecuado para poder enviarlo, sin que la planta sufra. Mientras tanto las condiciones son las que os acabo de comentar.

Kokedamas en Madrid

 Si tenéis alguna duda, podeis escribirme al siguiente correo electrónico: pilar@espaciosvivos.es

Las fotos de los kokedamas son del estudio de Eva de Fotodetalle