Uyyy hace cuánto que no escribo, un montón de semanas. Ya ha pasado el verano, y volvemos a las rutinas. Me he dado más tiempo para ir haciendo las cosas poco a poco, porque este curso, hemos empezado con horarios en la familia que me imposibilitan dedicarme a Espacios Vivos en cuerpo y alma, así que he decidido, que este septiembre me lo tomo con calma, hasta que todo vuelva a la normalidad. En realidad dependo de los horarios de mi hija que hasta que no empiece octubre con horario más amplio en el colegio, no me da tiempo a ponerme al día. Poco a poco.

Lo que si quería contaros es algo que me sucedió en verano y que sinceramente me pareció increíble y sobretodo digno de denunciarlo públicamente, aquí en mi blog. Me hablaron de una oferta de trabajo para inventariar árboles en Madrid. Y es algo que me gusta, identificar los árboles y las plantas. Así que mandé el curriculum, y me llamaron a los pocos días.

La oferta se trataba de inventariar árboles en la zona de Getafe durante un par de meses y que a lo mejor se podría prorrogar, pero no por mucho más. Pero cuando la persona de la empresa me siguió contando las condiciones de trabajo, sinceramente me quedé petrificada y sobretodo indignada. Os cuento:

  • Había que hacerse autónomo, porque era un contrato mercantil. Pero la secretaria me comentó que podría buscar a algún amigo que tuviera el mismo tipo de trabajo o IAE para que él me facturara. Osea que ya están buscando que hagas la trampa o por lo menos te dan la idea de hacerla. Cuando en las circunstancias en las que vivimos, lo que las personas necesitamos es cotizar.
  • El pago se hacía por cada árbol inventariado y te pagaban unos 0,65 €/árbol. Inventariar el arbolado no sólo es identificarlo, sino tomar una serie de medidas, diámetro de tronco, altura, estado, situarlo en un plano, etc.
  • Lo más grave viene ahora, y es que para introducir estos datos, hay que hacerlo en una tablet. Que o bien la llevas tu de tu casa, si es que el programa que se usa para introducir los datos es compatible con tu tablet o bien tienes que alquilar la tablet que te proporciona la empresa. Para ello había que pagar 40 €/mes y además de los 0,65 €/ arbol pagar 3 centimos.
  • Además esta oferta (esto no es lo peor por supuesto), esta oferta era para julio y agosto en Madrid.

Así que analizando el tema, decidí no acceder a la oferta, me parece indignante que haya que pagar por trabajar. Es como si una secretaria tuviera que pagar por un ordenador desde el que hace los documentos para la empresa.

Lo peor de todo es que esta empresa, es una empresa muy reconocida en el sector, que gana concursos públicos para la administración y que tiene a los trabajadores machacados con estas condiciones.

Esto pasa en casi todas partes, en estos momentos de crisis, y algunos me diréis que no me puedo quejar, pero sí me quejo, me quejo porque es indignante, porque para que los jefes sigan ganando lo mismo, los demás tenemos que trabajar en condiciones indignantes.

Pero bueno yo seguiré con mis espacios vivos, con mis kokedamas, con los talleres, con incluso ayudar a otros a cuidar sus plantas con mis consejos, enseñando cosas bellas y no tan bellas como este post de la vergüenza de crisis.

Espero volver a escribir más pronto que tarde.