Hace un par de semanas, se puso en contacto un cliente, que quería hacer algo con su jardín. Bueno aún no tenía jardín, quería hacer algo con un espacio que tenía en un lateral y detrás de su vivienda.

En primer lugar, me llamó la atención porque él tenía bastante claro que no quería un proyecto. No quería un documento proyectual, donde se explicara además del diseño del jardín, las fases del mismo, ni los detalles constructivos. Había pedido presupuestos a un par de empresas de paisajismo y ese documento era muy caro, para lo que él quería. En realidad, a lo largo de las semanas en las que he dedicado a plasmar el diseño del jardín, me di cuenta de lo que realmente quería.

No quería un proyecto, sólo quería ideas para hacer su jardín. Porque él prefería encargarle a su fontanero, electricista y jardinero que la obra del jardín la hicieran ellos, con la supervisión del cliente. Me di cuenta que no sabía muy bien por donde empezar, aunque sí tenía claro algunas cosas:

  • Quería un jardín de poco mantenimiento, porque el jardinero sólo iba a venir una vez al mes. En este punto entiendo que no quisiera mucho mantenimiento del jardín, es lo más sostenible, pero desde luego con una superficie de casi 400 m2, un jardinero tiene que ir más de una vez al mes.
  • Quería césped artificial
  • Ya había una plantación cipreses y photinias.
  • Había dos jardineras de obra con palmeras y una barbacoa que quería tapar.

De la primera visita que hice y de analizar el lugar, hice un planito muy básico para ir concretar cómo diseñar el espacio, porque había ciertos elementos limitantes que había que sacarlos partido a pesar de su peso visual.

diseño de jardines madrid

Particularmente me limitaba los siguientes elementos:

  • Rigidez y altura del muro que delimitaba la parcela.
  • Las jardineras de obra, que no me parecía que tuvieran consonancia con el espacio y la vivienda.

Creo que estos elementos que me parecían desafortunados supusieron un reto para todo lo contrario. Lo que quiero decir es que procuré sacarle partido para el nuevo espacio del jardín.

Para evitar que ese muro tuviera tanto peso visual, pensé en usar una especies vegetales, gramíneas, con texturas ligeras y que cuyo aspecto visual rompen con los límites y bordes. Estas especies además tenían que entrar y salir para romper la rigidez del muro y eso sería a través de las líneas de plantación.

diseño de jardines

Las jardineras de obra, me las imaginé como pedestales a diferentes alturas, pero que con la nueva plantación propuesta, se perdería de vista las jardineras, además con una mano de pintura con un acabado imitando el acero corten, podrían quedar bastante bien.

El uso de diferentes superficies también lo he contemplado en el diseño, áridos de diferentes tamaños y colores para diferenciar, las zonas de paso y de plantación. Que además servirá para evitar la emergencia de malas hierbas. Todas las superficies delimitadas con acero, para evitar la invasión de especies vegetales en las zonas de paso.

pavimentos jardin

Finalmente después de darle muchas vueltas, el plano que le presenté fue este:

diseño de jardin madrid

En la visita donde le presenté este y otros planos, hicimos varias modificaciones porque quería cambiar algunas cosas. Personalmente no me gustaban esos cambios, pero comprendo que el cliente es el que va a convivir con el jardín y por supuesto hice dichas modificaciones.

Cada proyecto, cada cliente, me hace aprender. Los clientes son diferentes y cada uno necesita un tipo de servicio y ayuda que siempre estaré dispuesta a hacer. Con este cliente he aprendido, que a veces sólo necesitan una persona que les guie en ese espacio que quieren ver ajardinado.